martes, 31 de marzo de 2015

Ya la gente


Ya la gente no tiene trabajo y si lo tiene es  precario.
Ya la gente no tiene casa y si la tiene no puede pagarla.
Ya la gente no tiene ahorros y si los tiene, la urgencia de vivir le obliga a gastarlos.
Ya la gente no tiene comida y si la tiene la ha mendigado o la toma prestada de los supermercados.
Ya la gente no tiene calor en invierno, no tiene luz en el techo, no tiene agua para llenar las lágrimas que se resecan con tanto dolor a bocajarro.
Ya la gente no tiene palabras y si las tiene no puede usarlas y si las usa puede terminar  encarcelado.
Ya la gente no tiene derechos. No tiene zapatos. No tiene plazas, ni calles, ni piedras.
Sólo tiene dioses de barro y alcahuetas.
Solo tiene dentera.
Solo tiene una esperanza que  desespera.
Sólo tiene huesos castigados, memoria acribillada, fascismo de toda ralea.
Y cada día más grilletes,
más jaurías,
más  jaulas y pesebres.
Ya la gente está en pelotas, nada tiene, sólo tiene su presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada