domingo, 10 de abril de 2011

La otitis


Viñeta de Kalvellido

A ver, como próximamente serán las elecciones y tendremos que soportar tanto frenesì, ¿qué tal si hablamos de cosas importantes?, por ejemplo, ¿qué tal si alguna de las formaciones políticas de izquierda que pululan por el estado se pronuncia claramente sobre la situación de los presos que están enfermos de gravedad y sobremueren a su dolor entre rejas?
Ah, que este es un tema menor, sin importancia, un grano, pero pequeño, en el culo de los que mandan, ah, que la izquierda se preocupa en campaña de otras cuestiones, el capitalismo, la banca, pero los derechos humanos, esos, bah, son bobadas, cuestiones triviales, que ya se verán.
¿Qué se mueren?, ¿Qué cumplieron su condena? ¿Qué sus tratamientos son boicoteados?, pecaditos veniales de esta democracia que mueve sus caderas al ritmo de las violencia.
Hay temas que es mejor no tocar, la izquierda tibia nunca arriesga.
Mejor mirar para otro lado, que es lo mismo que decir ahí se jodan, esos vascos de mierda.
¡Ay demócratas de tibias izquierdas! preparen sus papeletas, sus bocadillos de mortadela, sus frase hechas, sus revoluciones a medias, solidarícense con Libia pero no con Venezuela, salgan a la calle con su austeridad a cuestas, llamen a cambiar las cosas de esta democracia purulenta, acaricien sus promesas, muérdanse los muñones mientras esperan el recuento y límpiense bien las orejas.
Ustedes se hacen los sordos a los derechos humanos cuando se trata de escucharlos aquí cerca.

1 comentario:

  1. En España no hay revoluciones, ni unidad, ni ideales.

    ResponderEliminar