jueves, 19 de febrero de 2015

Miren ustedes


Miren ustedes  yo no quiero dinamitar la esperanza con este pesimismo sin modales, pero es que nunca antes vi a un pueblo levantarse de repente.
Ustedes me corrigen si estoy equivocada pero lo pueblos que se ponen en pie no negocian su pobreza,  no dicen digo pa luego decir diego a ritmo de encuestas.
Perdonen estas palabras que apedrean a los que quieren cambiar las cosas pero es que  soy poeta vieja, mi mano izquierda está llena   de puñaladas que me dieron los políticos vacíos de conciencia.
Nunca vi un pueblo levantarse en unos pocos meses, fue un esfuerzo de años, de cárcel y de golpes.
Fue un esfuerzo conjunto donde no se dio un paso atrás a pesar de las muertes.
Entonces díganme esos que van a asaltar  los parlamentos sin ak47 ¿cómo van a conseguirlo si dentro  fabrican estos días que nos degüellan y fuera viven convencidos de que con un voto y unas siglas desaparecerán mágicamente, con el rabo entre las piernas, las bestias y sus cuchillas?
Díganme ¿Cómo van a conseguir la mitad de la mitad de la mitad de lo que han dicho, con un papel, una urna de cristal y unos pocos sortilegios?

1 comentario:

  1. ¡Como duele escuchar la verdad entre las nieblas de la esperanza!

    ResponderEliminar