lunes, 13 de octubre de 2014

Receta

Imagen de acciòn poètica tucumana

Escribir un poema no es cualquier cosa.
No vale sólo la tristeza, ni la impotencia,
No valen sólo un puñado de letras urgentes.
Para escribir un poema  necesito
al menos un espejo,
al menos agua,
al menos.
Un espejo para mirar mi calavera,
agua para lavar mi mano izquierda.

Para escribir un poema
no basta morder la pena,
no basta hundirse,
no basta el desafío de vivir.
Para escribir un poema necesito
un espejo que no  deforme
y agua para limpiar las palabras  que ensucio
con el roce de mi ego.

Un espejo, agua,
y tomarme en serio
este oficio
de escribir  versos
más allá de los infiernos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada