domingo, 26 de octubre de 2014

El grito


¿Quièn calla a esta hora los crímenes?
¿Quién los cubre con tanta alevosía
que parece que no hay muertos
 día a  día?
¿quién es capaz de callar cada barbarie,
cada noche opaca y larga,
cada infierno repetido?
¿quién?
¿quiénes son los que callan a esta hora
cuando son urgentes la rabia y las palabras,
cuando hay  prisa por salvarnos
del violento porvenir que nos alcanza?
¿quiénes?
¿quiénes son?
¿son  sòlo cobardes?

 Gritamos pero no es suficiente,
 gritamos porque somos pueblo y lloramos a otros pueblos,
 elegimos letras para aullar sobre las lápidas
pero los que callan
quitan importancia a las muertes,
sepultan su memoria y dejan que la historia  se repita.
alimentan la felonía
para mantenerla intensamente viva
Y nosotros,
los que morimos y nos matan en todas partes, 
de todas las formas posibles
gritamos a pleno pulmón
y a veces…
sirve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada