miércoles, 29 de octubre de 2014

Aùn creemos


Con la soga al cuello, aún creemos.
Porque en esta emboscada que es la vida
aún podemos defender el  pan y la poesía.
Porque  aún podemos
dar la espalda  al oscuro callejón sin salida donde vivimos.

 Creemos porque detrás de cada hombre o mujer vencido
no hay sitio para los sueños,
porque detrás de los lamentos sólo hay una triste letanía que nos paraliza,
porque detrás de cada olvido hay un nombre, un cuerpo, un grito.
Y creemos con la soga al cuello,
con las casas vacías y los hijos en andrajos.
Creemos.
No habrá cuerda, ni nudo, ni cadalso
que ahorque
tanto corazón en rebeldía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada