jueves, 14 de agosto de 2014

Se reparten los pueblos

Viñeta de Kalvellido

Se reparten los pueblos
entre unos pocos
a los que  la codicia vuelve locos
y nada más importa
que la tierra rica
en frutos y en semillas.
Se reparten los pueblos
como se reparten los sables,
 el hambre,
los harapos.

Se reparten los pueblos, si,
entre unos pocos, si,
 los mismos de ayer,
los mismos .
Las mismas manos flojas,
el mismo aliento,
 el mismo salitre  abrasando los mismos ojos,
la misma piel rota, roja,
el mismo invierno en el infierno.
Se reparten los pueblos,
como si  no estuviéramos dentro de ellos,
como si fuéramos piedras
o peor,
como si fuéramos sólo brazos que no se duelen ni se quejan.

Pero siempre hay
un irredento corazón que no se doblega.
Siempre asoma un hombre común,
una mujer corriente,
unas palabras que vuelan.
Siempre vive en cada pueblo
un campesino,
un poeta,
un rebelde que mira de frente la verdad
y  deletrea con su voz inmensa,
con su  inmensa ternura,
con su rabia intensa:
No.
No nacimos para las cadenas.

Poema escrito para la fiesta de la revoluciòn, organizada por el SAT, en Sanlucar de Barrameda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada