viernes, 1 de agosto de 2014

El mundo ya no podrà ser el mismo

Viñeta de Kalvellido

La palabra genocidio no abarca bastante, no explica las masacres que se suceden día a día sobre tierra Palestina.
No explica los silencios ni las cobardías.
No explica las largas filas de sudarios blancos.
No explica la orfandad de un pueblo que exterminan.
El mundo  ha traspasado la barrera, ha caído en ese abismo donde se convierte en una bestia ciega y muda según le conviene.
Y claro está, ya no podrá ser el mismo.
No podrá mirar a los ojos a los que sobreviven a ese vida donde ganan sólo los que tienen los sables.
El mundo avergüenza porque no aúlla,  porque no para en seco esta barbarie.
¡Y cuánto duele, cuánto ¡
¡Y cuánto dolor por ese pueblo ¡
¡Cuánta impunidad para los asesinos en serie ¡
El mundo, este mundo, nuestro mundo, callado e ignorante, ya nunca podrá ser el mismo,
mataron a tantos, tantos niños,
mataron a tantos, tantos, tantos…
 El cáliz de la humanidad
derrama su néctar de sangre
sobre Palestina
y se sienta, impasible, a esperar  que se vacíe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada