jueves, 19 de junio de 2014

La primavera

Viñeta de Kalvellido

El gran océano renace con sus silabarios,
el lugar enorme donde
vivir  los partos de la furia y del quebranto,
donde sepultar los gritos, los andrajos,
donde dejar crecer a los cantores
como crecen las espigas,
donde dejar crecer  la alegría,
como crecen los jazmines
donde dejar crecer las palabras
como crecen las raíces hasta lo más hondo de la tierra.
Ese lugar enorme donde cada pulmón tiene aire,
donde cada cielo tiene  pájaros dormidos,
donde cada hoja cae levemente
sobre los sueños de los niños.
Ese lugar está escrito
por  viejos escribas,
entre sus blancas barbas germinaron las verdades,
con sus dedos
señalaron cada herida milenaria,
con sus pies quemaron la noche de los esclavos,
las cadenas silenciosas,
los pesebres ostentosos de los amos,
la barbarie que se derrama por los siglos de los siglos.
Ese lugar, si, esa paz poderosa
 está en el corazón mismo
de los que nunca se dan por vencidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada