sábado, 26 de abril de 2014

Ahora y no màs tarde

Entonces,
es el momento ahora y no más tarde
de mirar las cruces  gamadas,
de comprender que están presentes
con sus dioses y sus patrias.
Ahora y no más tarde, es el momento
de impedir su renacimiento.
Debemos verlas recogiendo
 diezmos asfixiantes
para abonar de impunidad
sus sables.
Ahora, si.
Ahora avanzan sus anhelos de holocaustos,
de muerte como estribillos
llorados por niños.
Ahora, si.
Ahora el calendario
vuelve al principio
cuando el  miedo se remendaba
con coraje
y las derrotas
eran el  pan de cada día.
Ahora, si.
Ahora y no más tarde
debemos ver que sòlo los hombres
a medio parir
las llevan escritas en sus brazos y en sus frentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada