miércoles, 26 de febrero de 2014

Yo me quejo

Viñeta de Kalvellido

Sí,
yo me quejo,                                                                                                 
no hay sitio para los poetas,
no nos recuerdan como en otros tiempos
cuando el hambre, el plomo y las cunetas.
Entonces fuimos útiles,
fuimos martillo,
yunque
sable.
Si,
 yo me quejo,
 quiero estar entre las mujeres y los hombres,
quiero  llenar de aire los pulmones del silencio,
quiero que me dejen acariciar a los muertos,
quiero apretar los dientes de mis versos
y abrir su pecho para que la realidad les dispare.
Pero no hay sitio para los poetas,
no hay lugar para canciones,
no hay tiempo para escuchar el eco de nuestros corazones.
Y yo me quejo,
quiero estar a vuestro lado
con estas pocas palabras,
 con esta garganta ardiente
con estos dedos  solitarios.
Sí,
yo me quejo,
sin vosotros

Silvia es nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada