domingo, 13 de marzo de 2016

No cuenten conmigo


No cuenten conmigo pa defender las fronteras,
ni  pa defender el disparo  a pueblos que caen uno tras otro,
tras otro,
ni pa mantenerme neutral ante el inmisericorde  que cierra las puertas a las ganas de vivir otras primaveras.

No cuenten conmigo para escupir blasfemias contra las costumbres ajenas,
ni pa maldecir al hombre que aguarda mojado,
ni al niño hambriento de madre,
ni a la mujer aterida de miedo.
No cuenten conmigo.

Vengo de tierras donde se recuerda el éxodo inacabable de los vencidos,
he cruzado con ellos los bosques y los mares,
he escuchado su sed  y sus desconsuelos.

No cuenten conmigo
 para tanto derroche de golpes y exterminios.

Vengo de escuchar a los viejos
que una vez fuimos nosotros
los que llenamos  las barcas,
los que esperábamos cambiar nuestros destinos
lejos del terror y del fascismo.

No cuenten conmigo,
miles de seres humanos están en peligro
y  Europa  idea la peor manera
de devolver a sus casas a quienes piden asilo.

No cuenten conmigo para callar que pesan la voz y la palabra,
que  depredan la vida siempre los mismos
y que se deshace la carne
esperando, inútilmente, de Europa, un armisticio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada