domingo, 2 de noviembre de 2014

La mala suerte


No es mala suerte que en tu vida
no haya pan que alcance,
que el frío te llegue hasta el tuétano,
que vivir sea un castigo
lento.
No es mala suerte
recibir como herencia
trabajo a destajo,
padres, hijos y nietos también esclavos
.
No es mala suerte,
el destino también se tuerce.
se pone del revés,
se revienta si uno quiere.
No somos seres desafortunados,
somos pueblo hambreado.
La mala suerte es el argumento pobre
de los que tienen miedo a ser libres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada