viernes, 23 de mayo de 2014

Poema tonto XVI

Viñeta de Kalvellido

A veces, la vida,
cae fulminada por el golpe de un dolor que llega sin aviso,
golpea en las heridas para
que no haya dudas y se derrumbe,
para que no se pueda hacer nada con ella
salvo sangrar por sus trozos,
salvo llorar por su trozos,
salvo vivir en esta agonía
de existir hecha pedazos.
A veces, la vida,
se arranca los pulmones,
se asfixia  porque no quiere seguir
mendigando calma a todas horas,
porque no quiere continuar
descalza sobre espinas,
descalza sobre ruinas,
descalza y en andrajos,
descalza y sin futuro,
descalza.
A veces, la vida,
muere a ratos, que no es poco,
para en seco su corazón
y espera lánguida, amarilla,
que la llame el amor
para volver a vivir
como si nunca hubiera
estado vencida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada